¡Lo más vendido!

Información

Fabricantes

Novedades

Cómo restaurar tus muebles de madera

Cómo restaurar tus muebles de madera

En este post vamos a ver las reglas básicas para conseguir recuperar un mueble de madera y evitar algunos errores.

Lo primero para asegurar el éxito de nuestra restauración es saber elegir el mueble de madera adecuado. Aunque sientas un flechazo por esa pequeña pieza que acabas de descubrir en un mercadillo, recuerda comprobar si realmente vale la pena antes de restaurarlo. 

El primer paso es comprobar que el ensamblaje es sólido, es necesario dar la vuelta al mueble para examinarlo bien y ver que las piezas del mismo no se mueven ni se separan, ha de ser estable. Abre los cajones y las puertas para asegurarte de que se abran bien ya que las bisagras pueden aflojarse con el tiempo. 

Hay que comprobar también que el mueble no tiene exceso de parásitos, si hay algunos agujeros no te asustes, un tratamiento con un producto adecuado será suficiente para deshacerse de él. Pero uno mueble con demasiada carcoma será sin duda una mala inversión. 

Pocos muebles antiguos se salvan de los ataques de plagas. Para remediar esto, una vez que tus muebles vuelvan a estar en bruto, trátalos en profundidad con un producto específico anti xilófagos. Después será conveniente rellenar los agujeros que han dejado los parásitos, podemos hacerlo con pasta de madera o con cera

Finalmente, mira la superficie del mueble para evaluar el trabajo que tendrás que hacer para restaurarlo. Evita, por ejemplo, muebles que estén demasiado barnizados y que requieran mucho tiempo para decaparlos, los muebles más modernos suelen tener barnices más complicados de eliminar.

El primer paso va a ser remover el barniz o pintura con un decapante y lijar la madera para recuperar su poro, devolverle su apariencia original y poder tratarla de nuevo con posterioridad.

Si el mueble presenta grietas podemos rellenarlas también con pasta de madera (preferiblemente incolora si nuestro mueble está en crudo), la aplicaremos con una espátula y lijaremos el exceso de producto.

Posteriormente tenemos la opción de teñir o pintar el mueble, para el pintado es recomendable dar más de una capa (siempre en el sentido de la veta de la madera) y lijando entre capas, podemos preparar la madera para su pintado con una primera capa de selladora.

En el caso de que no vayamos a pintar el mueble podemos teñirlo para después barnizarlo o encerarlo para protegerlo y darle un aspecto acabado y lustroso.

Podemos encerarlo bien con un trapo o con cera en spray (este método requiere un mantenimiento periódico) o bien barnizarlo. Tenemos muchos tipos de barniz, mate, satinado, con brillo o con color

También podemos barnizar nuestros muebles con goma laca, una resina natural para dar lustre y que se aplica a muñequilla con una técnica que requiere cierta destreza y conocimiento.

Existen también pátinas para darle a nuestros muebles un aspecto envejecido.

> Aquí puedes ver nuestros productos para restauración


Si quieres saber más sobre cómo devolver el esplendor a ese mueble especial y sentir la satisfacción de recuperarlo con tus propias manos te recomendamos nuestros cursos de restauración.

Nuestro próximo curso se impartirá del 1 al 5 de julio (ambos incluidos). Precio del curso: 70€ (clases sueltas 20€). Más información: cliente@topaztopaz.com

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code